La barrera entre intérpretes y espectadores se rompe al llegar a Villa Woyzeck Town, un pueblo ubicado en avenida Irrigación, número 37; que ofrece bebida, comida, baile y hasta un bazar.

A cargo del dramaturgo Xavier Villanova, la Villa Woyzeck Town es un sueño lúcido que podría durar hasta 5 horas. Una Villa en la que podrás interactuar con los habitantes, siendo partidario de sus dramas y sus delirios.

Una obra atemporal que te llevará de la Revolución a la Nueva España mientras escuchas los éxitos del momento. Una puesta en la que se confronta a la iglesia, a los feminicidas y a la sociedad clasista. Y donde podrás conocer a una pareja fuera de lo común (Franz Woyzech y María), que se enfrentan al abuso de un pueblo envuelto el celos, traición, alcohol y voces de quién sabe dónde.

En Villa Town podrás vivir la experiencia en más de una forma. Tal como lo dice el autor: “hay dos formas de vivir la fiesta”. Por azar, llegar a cualquier hora, tocar la puerta y recorrer a placer el laberinto. O por continuidad, llegando a las 5 o a las 7 pm, con la posibilidad de seguir dos trayectos diferentes. Con vigencia hasta el 21 de septiembre.

¿Qué es el teatro de inmersión?

Un performance que rompe con la cuarta barrera. Una cara del teatro poco común y en la que el espectador es libre de crear su propia experiencia a lo largo de un espacio abierto, que carece de temporalidad y que tiende a ofrecer más de una aventura.

Dos mundo teatrales serán los creadores de experiencias sensoriales diferentes, exigiendo al espectador un movimiento que se empareje con las exigencias físicas de los actores, rechazando la obediencia pasiva que es común en el asiste y regalándole la oportunidad de vivir un viaje imaginario individual que creará por sí mismo.