“Se trata de un retrato tan brutal que aterra y a la vez da risa; igual que ver las noticias del día a día: un horror que parece una broma de mal gusto.” Así define Angélica Rogel esta adaptación de Titus, una obra originalmente pensada por William Shakespeare, que encaja perfectamente en la situación social de hoy, igual que en la de hace más de 500 años.

El guión, con las adaptaciones de Angélica, logra tropicalizar la puesta en escena al 2019, aunque la historia en realidad no haya necesitado cambios drásticos, ya que representa la misma inhumanidad que cuando fue creada, la misma miseria, la misma violencia y la misma falta de respeto ante la vida ajena.

Titus, una historia que no pierde vigencia

En esta puesta, Titus, quien al inicio es el potencial candidato a emperador, es quien termina por ser víctima de una serie de infortunios que, por supuesto, tienen que ser vengados con propia mano.

Siendo así, Mauricio García Lozano, Nailea Norvind, Inés de Tavira, Antonio Vega, Pablo Perroni, Yuriria del Valle, David Calderón, Jyasú Torruco, Emiliano Casigolli y Rodolfo Zarco, bajo la dirección de Angélica Rogel, desatan una historia sangrienta que termina por ser culpa de nadie.

Al final, queda el contexto de un imperio que mucho tiene que ver con el México de hoy y una violencia que representa la furia de quienes se sienten víctimas y que Angélica fundamenta con recursos como el retrato de mujeres “que siguen muriendo a diario, que siguen siendo silenciadas”.

Todavía estás a tiempo de ser parte de la historia, que después de siglos, sigue siendo una historia vigente.

La temporada finaliza el 10 de noviembre y estará disponible en el Centro Cultural Helénico los jueves y viernes a las 20:30 horas; sábados a las 18:00 y 20:30 horas y domingos a las 18:00 horas.