¿Quién fue Julio César?

Julio César no sólo fue un prominete político romano, sino que también fue un brillante general y escritor que marcó un antes y un después en la historia.

360

Hay nombres que quedan inscritos en la historia, ya sea por su pensamiento, sus palabras o sus acciones. No obstante, hay individuos que destacan por estos tres motivos y que, por más que pasen los siglos, siguen destacando con el mismo brillo que tuvieron en vida. Más allá de todos los mitos en historias fantásticas que existen a su derredor, uno de los personajes que entran en este tipo de gente que acabamos de mencionar es Cayo Julio César, político, militar y escritor romano, que marcó un parteaguas en la historia de occidente. ¿Qué más se sabe sobre él? ¿Qué fue lo que lo hizo tan famoso? Revisemos algunos datos.

A diferencia de lo que ha sucedido en la mayoría de los casos con personajes en la antigüedad es que no se tienen muchos datos concretos y certeros sobre su vida. Este no es el caso de Julio César, quien nació en el 12 de julio (mes que lleva su nombre en su honor) del 100 a. C., en Roma.

El escritor y militar proviene de la familia de los julios, la cual remonta sus orígenes a Iulo, el hijo del mítico fundador de la estirpe romana y guerrero troyano, Eneas, quien, a su vez, era supuestamente hijo de Venus (diosa del amor).

Debido a las diferencias que tuvo con el dictador Sila, en gran medida porque era pariente de su contrincante (Mario), Julio César tuvo que salir de Roma en varias ocasiones, tiempo que aprovechó para refinar sus dones para la retórica y la oratoria.

Una vez que Sila dejó voluntariamente el cargo de dictador, Julio César regresó a Roma, dónde ocupó varios puestos, desde el pontifex hasta el de cónsul.

Precisamente mientras ocupó este último cargo fue cuando se alistó para conquistar la región de las Galias (y que le sirvieron para escribir La Guerra de las Galias), pero que también sirvió como motivo para que sus detractores, encabezados por Cneo Pompeyo Magno (con quien había formado un triunviraro junto con Craso), le declararan la guerra.

Tras varios enfrentamientos, las hostilidades entre Pompeyo y Julio César llegaron a su fin tras la épica batalla de Farsalia, en Grecia.

Después de terminar con la guerra, César ejerció poderes plenos en Roma hasta el punto de declararse dictador vitalicio, aspecto que le género rencillas con antiguos amigos y opositores, entre los que destaca Marco Juno Bruto, quien, junto con otros conjurados, terminó con la vida del mandatario el 15 de marzo se 44 a. C., por una serie de puñaladas.