La lectura es una de las actividades que generan grandes beneficios. No solo por la satisfacción que produce obtener nuevos conocimientos, sino porque leer es uno de los hábitos más beneficiosos para el cerebro.

Según el Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología, la lectura es la actividad que mayores beneficios entrega a la salud, debido a que estimula la actividad cerebral, fortalece las conexiones neuronales e incrementa la reserva cognitiva, además actúa como factor protector ante las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Incluso la lectura obliga al cerebro a pensar rápidamente, ordenar ideas; o en pocas palabras: mejora nuestra capacidad intelectual. Pero, ¿qué sucede en nuestro país?, ¿por qué los mexicanos no leen? De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el promedio de lectura de los adultos mexicanos alfabetos registró una disminución a los 10 puntos porcentuales en los últimos cinco años. En 2015, era de 84.2 por ciento, cifra que ha bajado hasta el 74.8 por ciento. 

Sin embargo, ¿cuáles son las razones que llevan a los mexicanos a no leer? Según el Inegi, en México se lee menos se debido a la falta de tiempo (47.9 por ciento) y la falta de interés (21.7 por ciento). 

Te recomendamos: ¿Quién fue Sócrates y cuáles fueron sus prontas ideas?

Por otro lado, datos del Módulo sobre Lectura (Molec) señalan que de cada 100 personas de 18 y más años de edad, 42 dijeron haber leído al menos un linro en los últimos doce meses. 

El Módulo sobre Lectura del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), también señalan que el 67.7 por ciento de la población alfabeta encuestada no lee libros sino materiales distintos como revistas, periódicos, historietas o páginas de Internet foros o blogs.

Cabe señalar que el número de libros leídos por la población lectora se mantiene en un promedio de 3.3 libros en el último año.