La Ciudad de México es sede de múltiples criaturas únicas. Cada una creada por manos artesanas que formaron parte del Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales que cada año organiza el Museo de Arte Popular.

Más de 200 alebrijes desfilaron y se plantaron sobre Paseo de la Reforma. Estas bellezas diseñadas y fabricadas por mexicanos, representan la alegría y el talento característicos de nuestro país; fabricadas a base de cartón y decoradas con colores vibrantes que dignamente estarán decorando la ciudad hasta el 17 de noviembre.

Este desfile de animales fantásticos fue el evento de apertura para iniciar oficialmente con la celebración del Día de Muertos, un festejo que se conmemorará en la ciudad con otras pasarelas como la Mega Procesión de Catrinas y el Desfile Internacional del Día de Muertos.

Sobre los alebrijes

Estas artesanías de origen mexicano proyectan la fantasía y la imaginación de sus creadores, siendo en sí mismos, la combinación de diferentes animales.

Los alebrijes son creados con la técnica de cartonería, teniendo como base una estructura de alambre o carrizo. Los artesanos que los realizan se basan en una técnica parecida a la de la elaboración de piñatas, que consiste en el modelado de papel (regularmente papel periódico) y cartón para dar mayor firmeza.

La reciente pasarela fue dirigida por José Alfonso Suárez, secretario local de Cultura, quien reconoció el trabajo de los múltiples artesanos que trabajaron en hacer posible el desfile, conformado por criaturas hermosas que nos recuerdan desde hace 13 años, -tiempo en el que se inició con esta tradición-, que las artesanías mexicanas siguen vivas.

Hoy en día y tal como lo declararon los voceros del gobierno capitalino, los alebrijes ya son Patrimonio Cultural de la Ciudad de México, siendo una artesanía reconocida a nivel global y representando a la República Mexicana en regiones europeas y de todo el mundo.