El día de hoy cumple 30 años uno de los inventos que habría de revolucionar la vida de las personas alrededor del mundo: la World Wide Web, también conocida simplemente como web.

Fue hace 3 décadas cuando el físico del Centro Europeo de Física Nuclear (CERN) Tim Berners-Lee presentó su primera propuesta para el desarrollo de la web, sin duda un invento que cambió el rumbo del mundo digital.

En términos generales, la World Wide Web se puede definir, según la BBC, como aquel sistema hipertextual preparado para recorrer distintas páginas web dispuestas en servidores accesibles desde cualquier ordenador conectado a Internet y enlazadas unas con otras.

Web e Internet, ¿son lo mismo?

Para muchas personas alrededor del mundo Internet y la World Wide Web son conceptos similares, incluso a un nivel de sinónimos. Sin embargo, cada término y tecnología difieren uno de otro.

La Internet es una inmensa red de computadoras alrededor del mundo, mismas que se encuentran conectadas entre sí. Por el contrario, hablar de la web es referirse a una gran colección de páginas hiperconectadas.

En cierto modo, la red funciona como una especie de infraestructura, a través de la cual viaja el contenido de miles de páginas web.

Por su parte, una página web se entiende como una serie de documentos individuales que conforman un sitio web, los cuales suelen tener enlaces, también conocidos como hpervínculos o links, a través de los cuales se facilita la navegación entre todos los contenidos.

Este tipo de contenidos están desarrollados con lenguajes como HTML, los cuales puede ser interpretados por los navegadores. De esta manera, las páginas pueden presentar información en diferentes formatos.

Para la creación de una página en línea, hay distintos elementos que deben conformarla, entre los que destacan información bien redactada, diseño que permita la visualización correcta de todo el contenido, imágenes optimizadas que faciliten la navegación del usuario, inclusión de palabras clave, entre otras características.