Considerada por algunos como uno de los más importantes exponentes de la pintura mexicana contemporánea y como una de las representantes del surrealismo (aunque ella nunca se sintió como parte de dicho movimiento artístico), Frida Kahlo ha dejado una huella profunda en la cultura y en el arte, aunque muchas personas no estén de acuerdo o simplemente no compaginen con su estilo artístico. Ella se ha convertido en un símbolo para muchas personas, quienes buscan tener artículos con su imagen, la cual ya se ha transformado en toda una marca personal. A continuación te dejamos algunos productos donde ella sale y que si eres su fan querrás adquirirlos.

El diario de Frida Kahlo. un íntimo autorretrato

Con un costo de 396 pesos, este texto refleja 10 años en la vida de la pintura, los cuales nos muestran momento turbios y complejos, pero también recuerdos íntimos y memorables de la pintora mexicana, que todo fan de ella debe conocer y leer.

VVTS Sudadera de Forro Polar con capucha para mujer, diseño de Frida Kahlo con bolsillo de canguro

Arte, ropa y un diseño muy simpático es lo que ofrece este producto que tiene un costo de 316.10 pesos y que cuenta con un bolsillo al frente para que puedas guardar tus cosas o cubrir las manos del frío. Este producto cuenta con la imagen de la famosa pintora.

Nestlé Abuelita, tazas regulares con diseños exclusivos

No sólo la efigie de la pintura ha sido replicada en distintos productos, sino también algunas de sus pinturas, como lo vemos en estas hermosas tazas, que tienen un costo de 382.21 pesos.

Barbie FJH65

Uno de los grandes problemas de marca que se desataron el año pasado consistió en la utilización de la efigie de la pintura por parte de la marca Barbie, puesto que la familia decía que ellos no habían autorizado nada al respecto. Aún así se lanzó un tiraje, cuyo costo es de 1,399 pesos.

Botella de Aluminio | Frida Kahlo

Con la finalidad de calmar la sed, este termo está hecho para ser llevado a todos lados. Cuenta con la imagen caricaturizada de la pintora, además de una de sus frases más populares.