Diversos autores y estudiosos de la obra de Edgar Poe señalan que él dio origen al cuento policiaco con su investigador mental Auguste Dupin, pero también hay quienes afirman que este género alcanzó su mayor popularidad con la novelas de Sir Arthur Conan Doyle, quien fue médico, novelista y escritor de novelas policíacas, conocido principalmente como el creador del detective Sherlock Holmes y su colaborador Watson.

Sobre la historia de Sir Arthur, se sabe que durante su formación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Edimburgo, conoció al doctor Joseph Bell, un profesor que animaba a sus alumnos a desarrollar investigaciones con la mayor cantidad de información personal posible de sus pacientes, ir más allá de lo evidente, con el propósito de entender a profundidad el padecimiento de sus pacientes, y fue el doctor quien inspiró al escritor Doyle en la personalidad de Sherlock Holmes.

Holmes es un estratega mental, agudo observador y profundo en la búsqueda de respuestas lógicas y racionales, siendo capaz de desentrañar un misterio aún lejos de la escena del mismo, es decir, de trata de un infalible jugador de ajedrez ante su tablero.

De acuerdo con Rincon Castellano, Arthur Conan Doyle escribió 68 relatos de Sherlock Holmes durante sus largas y tediosas horas de espera de sus escasos pacientes, durante sus años en Southsea. Las novelas que tuvieron gran popularidad fueron “Estudio en escarlata” de 1887 y “El signo de los cuatro” de 1890. No obstante, fue hasta que se publicó el relato “Un escándalo en bohemia, las aventuras de Sherlock Holmes”, donde el personaje cobró una gran popularidad en el público debido a su habilidad para el razonamiento deductivo, y su compañero Watson, que funciona como el narrador de los cuentos, así como la aparición de su archicriminal el profesor James Moriarty.

Te recomendamos: