La histórica misión “Apollo 11” nos muestra una hazaña que realizaron tres astronautas. Este 16 de julio es conmemorada fue conmemorada en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral. 

En 1969, fue lanzado el cohete Saturno V, donde Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins fueron los participantes de la misión que llegó a la Luna, convirtiéndose el 20 de julio de ese año en el “día más grande” para la comunidad científica. 

Fue Armstrong y Aldrin quienes pisaron el suelo lunar para después colocar la bandera de barras y estrellas sobre el satélite natural. “Un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”, fueron las primeras palabras de Neil Armstrong. 

Según Armstrong, el pensó que el equipo que fue a la luna tenía un 90 por ciento de posibilidades de regresar a la tierra a salvo, sin embargo, consideraba que solo tenía un cincuenta por ciento de probabilidades de realizar un aterrizaje exitoso. 

“La computadora nos mostró en dónde pretendía aterrizar y realmente era un pésimo lugar, a un costado de un enorme cráter de unos 100-150 metros de diámetro con pendientes muy pronunciadas cubiertas de grandes rocas, realmente un pésimo lugar para aterrizar”, dijo

Sin embargo, a medio siglo del alunizaje, aún quedan dudas sobre la llegada real del Apollo 11 a la Luna. Recientemente, la NASA anunció que entregará para su estudio tres muestras traídas de la Luna que nunca habían sido analizadas, y que se han convertido es una de las más importantes del sistema solar. 

Existen una serie de teorías alrededor del alunizaje. Unas de estas cuestiona que el módulo lunar no dejo huella de cráter, ya que el motor desarrollaba unos cinco mil kilogramos de propulsión. Sin embargo, se afirma que la ausencia de cráter está ligada a que bastaban unos 1,500 kilos para abandonar la órbita y alunizar.