Ludwig van Beethoven, el precursor del romanticismo en la música clásica, será celebrado por el 250 aniversario de su nacimiento. El Gobierno alemán destinará hasta 6.7 millones de dólares para promover proyectos y eventos culturales para 2020.

De acuerdo con Monika Grütters, secretaría de Estado de Cultura de Berlín, el programa de jubileo ofrecerá experiencias relacionadas con el famoso artista, con la finalidad de que los asistentes experimenten nuevamente la obra y creación del pianista.

“Queremos transmitir sobre todo a los más jóvenes la increíble variedad, fuerza y fantasía que representa Beethoven”, apuntó Grütters, según medios locales.

Una mirada a la vida de Beethoven

Un 16 de noviembre de 1770, el mundo recibió a Ludwing van Beethoven, quien años más tarde se convertiría en el precursor del romanticismo en la música clásica y de obras maestras como la IX Sinfonía. 

Una de las más grandes influencias de Beethoven en su juventud fue Gottlob Neefe, a quien conoció cuando fue músico para la corte del elector de Colonia, Maximilian Franz. Sin embargo, no fue el único maestro prodigioso que tuvo en la vida. También recibió lecciones del mismo Mozart.

Te recomendamos: Teatro-Museo Dalí integra Inteligencia Artificial en sus obras.

A la edad de siete años, Beethoven ofreció su primer concierto, en Colonia. Años más tarde, complicaciones familiares lo obligaron a situarse en Bonn y cuidar de sus hermanos. 

En sus últimos años, Ludwing van Beethoven pasó su vida completamente sordo; se dice que su comunicación dependía de unos cuadernos de conversación. De esta manera murió el 26 de marzo de 1827 y su funeral fue multitudinario, con más de 30,000 asistentes.

Un dato curioso de Ludwing van Beethoven

Se cuenta que su apellido proviene de “Beeth” que quiere decir: betabel y “Hoven”, que significa: hof; es decir, “Granja de Betabel”. Esto debido a que sus orígenes se remontan a la granja de sus padres.